Revestimiento de loto

El revestimiento de loto sella la lente y reduce la atracción de la superficie de la lente. Las gotas de agua simplemente resbalan por la lente y el polvo, la suciedad y los restos de grasa se adhieren menos a su superfície. El efecto loto hace que las lentes sean especialmente fáciles de cuidar, ya que sólo hay que colocarlas bajo el grifo para limpiarlas.