Acerca de

     

    A partir de los 45 años la presbicia se instala; esto significa que el ojo tiene cada vez más dificultad para enfocar (o acomodar) un objeto cercano. Llegados a este punto existen varias soluciones para que aquellas personas con presbicia corrijan este problema de visión.

    Las gafas ocupacionales (también conocidas como degresivas) son una solución muy interesante en un ambiente de trabajo de oficina, delante de una pantalla de ordenador durante todo el día. Pero también es posible optar por las gafas progresivas que corrigen los tres campos de visión (próximo, intermedio y lejano) o por las gafas unifocales graduadas a la distancia de la pantalla. Ningún par de gafas es universal y cada persona debe elegir el par que más le conviene enfución de su ritmo de vida; en el caso de los présbites en el entorno de oficina, la elección más natural sería las gafas ocupacionales.

    Al igual que las lentes progresivas, las lentes ocupacionales permiten corregir la visión cercana (30-40cm) así como la visión intermedia (60-90cm). Sin embargo, las lentes ocupaciones no corrigen la visión lejana y por tanto no se pueden utilizar para actividades como conducir o ver la televisión.

    Estas lentes se adaptan para hacer la transición de la visión cercana a la visión intermedia y viceversa lo más agradable posible. Son perfectas para aquellas personas con presbicia que no quieren llevar gafas constantemente o aquellas que no necesitan gafas para ver de lejos. Estas gafas les permiten leer con facilidad sin afectar a su visión intermedia (colegas, ordenador, …) por “saltos de imagen”. Además, la adaptación a la graduación es mucho más rápida y sencilla que para las lentes progresivas.

    Para optimizar las lentes ocupacionales, se puede incluir el revestimiento Digital Relax que evita la fatiga ocular debida a la luz azul emitida por las pantallas.

    ¿Quién puede utilizar gafas ocupacionales?

    • Jóvenes présbites que no desean adquirir gafas progresivas ya que no desean utilizar las gafas de manera permanente.
    • Aquellos présbites que ya disponen de gafas de cerca, pero que desean renovar su equipo para una mejora de la profundidad de campo.
    • Présbites que poseen gafas progresivas y desean equiparse específicamente para mejorar su confort visual y favorecer los trabajos ergonómicos (DIY, lectura, dibujo, pantalla, etc).
    • Présbites cuyas gafas progresivas no le son enteramente satisfactorias delante del ordenador (campo de visión intermedio demasiado estrecho) o que ven borroso a un interlocutor que se encuentra justo delante.

    Ver el catálogo

    Vea nuestras gafas para ordenador de mujer

    Mujer

    Vea nuestras gafas para ordenador de hombre

    Hombre